info@grupohintuit.com

  963-238-714

Jubilación e Incapacidad







Compatibilidad entre complemento de incapacidad permanente  con la jubilación.



El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, el 11 de Mayo de 2016, elevó una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea preguntando si el complemento de la incapacidad permanente (no la incapacidad permanente en sí) es compatible con la pensión de jubilación.


Recordemos que nuestra legislación dice lo siguiente:


En primer lugar, el artículo 139.2 de la Ley General de la Seguridad Social:


“«La prestación económica correspondiente a la incapacidad permanente total consistirá en una pensión vitalicia, que podrá excepcionalmente ser sustituida por una indemnización a tanto alzado cuando el beneficiario fuese menor de sesenta años.

Los declarados afectos de incapacidad permanente total para la profesión habitual percibirán la pensión prevista en el párrafo anterior incrementada en el porcentaje que reglamentariamente se determine, cuando por su edad, falta de preparación general o especializada y circunstancias sociales y laborales del lugar de residencia, se presuma la dificultad de obtener empleo en actividad distinta de la habitual anterior.”


En segundo lugar, recordemos que nuestro artículo 163.1 de la Ley General de la Seguridad Social dice que es incompatible la incapacidad permanente y la jubilación, debiéndose de optar por una u otra.

Incompatibilidad que no juega recordemos en el caso de la pluriactividad, de modo que será compatible la pensión de incapacidad en un régimen y la pensión de jubilación en otro. Lo dice la sentencia ya antigua del Tribunal Supremo de 21/09/1992 de la Sala Cuarta.


En tercer lugar, nuestro artículo 6 del Real Decreto de 1646/1972 de 23 de Junio, señala que si el/la trabajador/a tiene más de 55 años, la pensión de incapacidad permanente se incrementa en un 20 % del equivalente de la base reguladora, ya que se entiende que para estas personas resulta sumamente difícil encontrar empleo.

Dicha pensión de incapacidad permanente, cuando el/la trabajador llegue a la edad de 65 años (o en su caso a los 67), la pensión se convierte en jubilación, debiendo optar por una de ambas.


Y por último, para terminar de refrescar nuestra legislación nacional, el artículo 6.4 del Real Decreto 1646/1972 de 23 de Junio señala:

            “El incremento quedará en suspenso durante el periodo en que el trabajador obtenga un empleo”.


EL CASO:


 Se trata de un trabajador español, titular de una incapacidad permanente total de oficial de electricista de mina, para cuyo cálculo sólo se tomaron las cotizaciones en el régimen español de la seguridad social. Dado que tenía más de 55 años, se le añadió un complemento del 20%.

Cuando alcanzó los 65, se le concedió una pensión de jubilación en Suiza teniendo en cuenta únicamente las cotizaciones que hizo este trabajador en Suiza.

Al cabo de varios años, el Instituto Nacional de la Seguridad Social español se da cuenta de que este trabajador está cobrando una pensión de jubilación y mediante resolución, le suprime el complemento anteriormente mencionado del 20% de la incapacidad permanente, requiriéndole que devuelva los importes de los complementos abonados.

Dicho trabajador recurrió la Resolución y el Juzgado de lo Social 1º de Ponferrada le dio la razón diciendo en resumen, que no es incompatible dicho complemento con la pensión de jubilación ya que según la normativa europea es compatible (al no existir ninguna norma sobre la incompatibilidad de dicho complemento con la jubilación en España).

(En la sentencia también se hace mención de que sólo sería incompatible si para el cálculo del complemento, se hubieran tenido en cuenta las cotizaciones hechas en Suiza).

El INSS recurrió la Sentencia porque considera que el complemento se debe de quedar en suspenso cuando el trabajador o bien trabaje o bien cobre una pensión de jubilación,    (basándose en el artículo 6.4. del Real Decreto que hemos analizado anteriormente) y el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, tal y como hemos mencionado anteriormente, elevó la cuestión prejudicial al TJUE.


Sentencia del TJUE


El TJUE viene a señalar en resumen, que cuando el complemento de incapacidad permanente del 20 % es concedido por el estado español teniendo en cuenta las cotizaciones realizadas en dicho estado; y a su vez se obtenga una pensión de jubilación teniendo en cuenta las cotizaciones realizadas en Suiza, no contraviene el Derecho de la Unión y no es incompatible la percepción de ambos conceptos,  al no estar incluido la norma nacional que prohíbe la compatibilidad en el Anexo IV, parte D), del Reglamento 1408/71, modificado por el Reglamento 592/2008.






Conclusiones


Lo que viene a decir el Tribunal de la Unión, es que no es incompatible el complemento de la incapacidad permanente (en este caso del 20%) con la pensión de jubilación, ya que el artículo 6.4 del Real Decreto 1646/1972, dice únicamente que se suspenderá dicho complemento cuando el trabajador obtenga un empleo, pero al no decir nada dicho artículo sobre la pensión de jubilación percibida en otro estado miembro entiende que no es incompatible.

Veremos cómo resuelve el Tribunal de Justicia de Castilla y León después de la respuesta del TJUE.



Mantvydas Bucys

Departamento Laboral Grupo Hintuit Abogados y Consultores

.